Seguidores

Sígueme en Facebook



martes, 12 de marzo de 2013

SUPERVIVIENTES DETRÁS DE LAS CÁMARAS de ARTURO PADILLA DE JUAN

SUPERVIVIENTES DETRÁS DE LAS CÁMARAS de ARTURO PADILLA DE JUAN

                                       
Adrián, Yaiza y Lola a duras penas han logrado superar las severas pruebas del concurso televisivo en el que participan, y en el que han tenido que sobrevivir en la selva amazónica, sometidos a rigurosas condiciones de vida. Pero cuando el concurso parece llegar a su fin, un acontecimiento inesperado obliga a prolongar la duración del programa televisivo. Los jóvenes concursantes se rebelan ante lo que consideran una injusticia e inician un largo periplo, lleno de peligros y de aventuras, que culmina en un emocionante desenlace.

MI OPINIÓN

Este libro me llegó de manos del propio autor, al que quiero agradecer desde aquí su confianza. 
En él nos cuenta la historia de Adrián un estudiante de Botánica, de Yaiza una deportista y de Lola una locutora de radio, concursantes de un reality show. 
El último día de su permanencia en el concurso, la dirección decide prolongarlo un mes más. Los tres concursantes se rebelan ante lo que consideran una injusticia y deciden secuestrar a un cámara e internarse en la selva amazónica para demostrar que realmente son unos supervivientes. Durante su aventura, deberán sortear los peligros que los amenazan continuamente, fauna, flora y las tribus amazónicas, que son peligrosas y mortales.
Yaiza, es el cerebro de la fuga, comenzará esta aventura para demostrar su fuerza y capacidad de supervivencia, pero aprenderá algo más importante que la llevará a poner su propia vida en peligro para ayudar a la persona de la que se está enamorando.
Es una novela cortita, yo me la leí en apenas unas horas, pero muy intensa. Son sorprendentes los giros que toma la historia y los finales de algunos capítulos que me pusieron los nervios en tensión. A medida que avanza la narración también cobra importancia la vida y secretos del cámara secuestrado, un joven indígena al que Lola apoda con el nombre de Lince.
Es una novela de lectura fácil y ágil, es entretenida, pero para mi gusto el autor debería haber hecho la historia un poco más personal, con más sentimientos y describiendo más las personalidades de los protagonistas, pues en algunos capítulos da la sensación de que la estamos viendo desde fuera y es difícil adentrarse en sus cabezas o sentimientos porque los cuatros supervivientes nos son desconocidos.
Es una novela que nos transportará a un mundo primitivo y lleno de riesgos, pero desde un punto de vista real y moderno.
La recomiendo para pasar un buen rato, entretenido y divertido y nos hará reflexionar sobre la importancia de las personas en estos programas, dónde se antepone la audiencia y ganancias al bienestar de los propios concursantes.
Si tenéis la oportunidad, no dudéis en leerla.


Página de Facebook:  https://www.facebook.com/pages/Supervivientes-detr%C3%A1s-de-las-C%C3%A1maras/450416838335418

Blog personal: http://arturopadilladejuan.blogspot.com.es/

7 comentarios:

  1. Interesante, la tengo pendiente y me parece una gran lectura.
    me ha gustado mucho la reseña!

    Muchos besos!!

    ResponderEliminar
  2. No sabía de ella, pero la sinopsis me ha llamado bastante la atención. Me la apunto!

    BESOTES

    ResponderEliminar
  3. Estupenda reseña, ya se la he pasado a Arturo y le ha encantado, dice que te de las gracias de su parte.

    Un besazo preciosa ^_^

    ResponderEliminar
  4. Arman Guapetona, has puesto el blog en catalán... el que tiene en castellano es este:

    http://arturopadilladejuan.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  5. Arman, perdona que no te hubiera escrito personalmente hasta ahora. ¡Muchas gracias por tu valoración sincera y bien fundamentada! ¡Y gracias por dedicar tu tiempo a la lectura de mi libro! Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Te he mencionado en mi blog, por si te interesa saberlo:
    http://lasmalashierbasnuncamueren.blogspot.com.es/2015/02/supervivientes-detras-de-las-camaras-de.html

    O.

    ResponderEliminar