Seguidores

Sígueme en Facebook



miércoles, 12 de diciembre de 2012

A MEDIANOCHE de NORA ROBERTS

A MEDIANOCHE de NORA ROBERTS



Son los últimos días de 1899. La joven Abigail vive con su suegra y su hija en la enorme mansión de la familia de su esposo. Espera ilusionada la llegada de su marido Lucian, heredero de toda la fortuna de los Manet. De pronto, el envidioso hermano gemelo de Lucian ataca a Abigail para aprovecharse de ella y la mata.
Más de cien años después Declan Fitzgerald, un joven y adinerado abogado de Boston, decide comprar y renovar Manet Hall, la magnífica mansión donde murió Abigail. Tomando una copa en un bar conoce a Lena, de quien se enamora a primera vista. Aunque Declan adora la casa que acaba de adquirir, oye extrañas voces y tiene alucinaciones. El pasado terrorífico de Manet Hall pondrá a prueba el amor de Declan y Lena, y ambos deberán demostrar que son lo suficientemente fuertes y maduros como para enfrentarse a su destino.

MI OPINIÓN

Este es uno de los libros más raros que he leído en mi larga vida como profesional de la lectura (me he inventado el cargo, a que mola!!)
Nora Roberts es una de mis escritoras preferidas, la conocí al principio de mi andadura por esos lares de bibliotecas municipales y bibliobuses, cuando apenas tenía dinero para mis caprichos y me conformaba con ediciones de bolsillo de vez en cuando. Las primeras novelas que leí de ella me gustaron, me parecieron frescas, originales y divertidas (ahora me declino a pensar que tal vez fue cosa de la edad). Por desgracia ahora no puedo frecuentar dichos lugares y he dejado un poco de lado a esta escritora y a muchas otras (siempre por desgracia), pero por el azar o el destino, cayó en mis manos este libro. Me emocioné como me sucede siempre que tengo un libro nuevo para leer y comencé con la tranquilidad que da el saber que de ante mano, la escritora y su forma de escribir, te gustan. Pues bien, este libro no me ha gustado.
Me resulta muy triste decir cosas desagradables de una novela, sobretodo teniendo en cuenta que sé por experiencia propia, el trabajo que da escribir una y luego todo el calvario que hay que pasar para "intentar" publicar, aunque pensándolo bien, tal vez este paso y después de tantos años y su renombre, a Nora no le cueste mucho... El caso es que como no me gusta criticar diré algunas cosillas intentando no hacer mucho daño.
La novela comienza con un dramón, (esto unido a mi extrema sensibilidad, ya me desagrada) la joven y adorable Abby muere a manos de su cuñado después de ser violentamente agredida y violada, dejando a un pequeño bebé recién nacido y a un marido, en aquel momento ausente, que cree en las mentiras que le contará su madre para esconder el asesinato perpetrado por su otro hijo.
 Da la impresión de que tiene tintes de novela paranormal, con fantasmas, apariciones, visiones y esas cosillas pero nada de nada, es aburrida y la poca intriga que pueda tener se queda en nada con un final mediocre, sin ganas y sin intención. La novela se centra en la misma escena, una y otra vez, vista desde distintos lugares y momentos, que es Declan diciendo a Lena que la ama y se casarán y Lena, que no se sabe muy bien por qué, intentando evitar ese futuro prometedor y al que se niega, aunque lo desea, y vuelvo a repetir, sin ningún motivo.
Declan es el verdadero protagonista, dejando de lado a todos los demás personajes, (para mi gusto, todos demasiado perfectos), compra una casa con la ilusión de reformarla con sus propias manos y construir ahí su hogar, dejando atrás un futuro prometedor como abogado. En cuanto entra en la casa nota y siente, lo que los espíritus que viven atrapados ahí le quieren contar. Conoce a Lena, una mujer fuerte y decidida de la que se enamora inmediatamente y decide que ella será su esposa.
 Mientras arregla la casa, los espíritus mediante alucinaciones y visiones le cuentan la verdad de lo que sucedió en aquella casa muchos años atrás. Es tan intenso lo que siente que llega a pensar que él es la reencarnación de uno de los espíritus, y lo que más me sorprende y no pienso revelar, es el personaje que se ha reencarnado en él.
La historia pasada y la relación que tiene con Lena están íntimamente ligadas, y es lo que les une y a la vez les separa. La trama se desarrolla, siempre para mi gusto, muy lentamente, sin mucha espectación. Bien es cierto que Nora escribe y describe los sentimientos de una manera que solo ella sabe hacer, pero esta novela solo se puede destacar la manera fluida que tiene la autora de escribir.
No me ha divertido, ni entretenido, se me ha hecho algo pesada, simplemente insulsa y sosa.
En definitiva, le daría un aprobado raspadito, valorando también los buenos ratos que me hizo difrutar en el pasado.







5 comentarios:

  1. Hola guapetona...jajajaja!!! Un libro raro???, cuando ya he leído eso de entrada, digo :"Ya verás tú, a ver que dice", pero hija me encanta Nora Roberts, pero después de leer la reseña se me han quitado las ganas de leer este libro en particular, gracias por ahorrarme un disgusto literario.

    Un besazo Preciosa!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Arman, he leído poco de esta autora, pero por tu reseña intentaré no coger este en particular y ahorrarme el leerlo.
    Un besazo!!!

    ResponderEliminar
  3. Nora Roberts es mi eterna pendiente de leer...pero no sabes que?? Me satura ver tanto libro suyo en el mercado uffff....

    Un bs

    pd: Las imagenes que le faltaron a la peli orgullo y prejuicio...que bonita es!!!!

    ResponderEliminar
  4. podria decir muchas cosas sobre la entrada pero tengo que puntualizar que una que me ha molado mucho es el cargo que te impusiste.... creo que lo copiare!! jajajaj.... cuando me pregunten a que me dedico podre decir...madre, trabajadora, y profesional de la lectura entre otras muchas cosas !!! jajajaja... Me encanta...

    DP: Estoy con Marili.... me encantan estas imagenes de orgullo y prejuicio.... Este final alternativo yo lo descargue en ingles y lo tengo guardado .... Es una de mis pelis favoritas, me chifla!!

    ResponderEliminar
  5. A mi me encanto! Leanlo vale la pena

    ResponderEliminar